martes, 20 de octubre de 2009

Las tumbas de los Neandertales

Durante al menos 30.000 años (entre aprox. 75.000 y 35.000 BP), el hombre de Neandertal enterró a sus muertos en cuevas y abrigos rocosos desde Iraq hasta Francia. Las tumbas Neandertales se distribuyen por toda Eurasia, con dos focos destacados, en Francia y en Oriente Medio.


Para algunos autores, como P. B. Pettitt, las evidencias "sólo" nos dicen que los Neandertales "ocasionalmente" pudieron enterrar a sus muertos. Pettitt ha hecho un gran trabajo revisando enterramientos, pero parece que no puede librarse por completo de los modelos de las incapacidades neandertales. Me refiero a argumentos propuestos por Gamble, Stringer o Mellars.

Si ponemos la cuestión en contexto, tenemos que -para el mismo periodo- prácticamente no existen enterramientos de hombres "modernos" (los de Skhul y Qafzeh son anteriores). Y, de hecho, los enterramientos humanos en Eurasia para los siguientes 10.000 años se pueden contar con los dedos de una mano, y nos sobran.

¿Pero entonces... de cuantos enterramientos hablamos?

El conjunto de los fósiles neandertales se compone de muchos miles de restos que pertenecen a algo más de 500 individuos. Este número crece a un ritmo relativamente alto, y problablemente seguirá creciendo en los próximos años, gracias a nuevas excavaciones y descubrimientos arqueológicos.

Por supuesto, no todos estos restos (ni siquiera la mayoría) se corresponden con enterramientos en sentido estricto. Los especialistas discuten el número concreto, disputando sobre los casos más complicados o dudosos. El número total de tumbas se sitúa entre 35 y 60. Desde cualquier óptica, 35 enterramientos ya sería un número espectacular, sobre todo comparado, -como decía antes- con las tumbas de "humanos anatómicamente modernos".

Los orígenes

Antes de tratar las tumbas neandertales, es interesante mencionar los antecedentes que anuncian un tratamiento "especial" de los cuerpos de los difuntos, si bien no muy ceremonioso.

Ese es el caso de los Homo heidelbergensis de la Sima de los Huesos (Atapuerca), con al menos 300.000 años de antiguedad (y seguramente más de 350.000).



La hipótesis principal es que varias decenas de individuos fueron arrojados a un pozo karstico natural, a lo largo de un periodo de tiempo indeterminado. También conviene comentar que, según los excavadores del yacimiento, otras causas para la acumulación no pueden descartarse del todo.

En esta misma línea (la disposición sumaria de cadáveres en cuevas) podrían estar los neandertales arcaicos de Pontnewydd Cave. Estos restos, muy fragmentarios, tienen más de 225.000 años, y fueron hallados en la zona interna de la cavidad.

Características de los enterramientos neandertales

En general, las tumbas neandertales que se han encontrado están en cuevas o abrigos. Las fosas mejor conservadas nos indican que se enterraban en pozos excavados, no demasiado profundos (aunque hay excepciones). Después las fosas se rellenan con la misma tierra del vaciado. En todos los casos, cuando no ha habido perturbaciones postdeposicionales, se observa que los cuerpos fueron depositados con cuidado y buscando una posición específica, no aleatoria.



No hay evidencias de que los neandertales enterrasen a sus muertos con ajuar. Los arqueólogos han propuesto en varios casos algunos objetos como posible ajuar funerario (astas y huesos de animales, piezas de sílex). Sin embargo, resulta imposible -al menos de momento- saber si llegaron junto al difunto como ofrenda o, simplemente, como parte de la tierra que rellenó la fosa.

En el caso de Shanidar 4, los excavadores originales propusieron que había sido enterrado con ofrendas de flores. Un estudio posterior (Sommer, 1999) afirma que las flores llegaron como parte de las reservas que ciertos roedores de la zona acumulan en sus madrigueras. Yo querría tener una tercera opinión: Aunque los argumentos de Sommer parecen convincentes, mi tendencia es a fiarme más de los criterios de los excavadores originales. En todo caso, la presencia de ajuar en Shanidar es, en el mejor de los casos, dudosa.

Los Neandertales entierran a todo tipo de individuos, desde neonatos (o fetos proximos al nacimiento) hasta hombres ancianos de la época (de unos 35 años), con una ligera ventaja de los enterramientos masculinos.


Los cuerpos se entierran a menudo en la zona central de la cueva o abrigo (Amud, Roc de Marsal, Chapelle-aux-Saints o Kebara) pero también hay casos de tumbas en zonas periféricas o cercanas a las paredes de la cavidad.

Otra cuestión son los enterramientos o tratamientos secundarios, de los que no hablaré en este post por cuestiones de espacio. Sólamente un par de nociones:

En las culturas tradicionales son frecuentes los tratamientos secundarios de los cadáveres humanos, o mejor dicho de sus esqueletos, una vez ha pasado el tiempo suficiente desde el rito funerario inicial. Así los esqueletos se desarticulan, a veces se trocean, etc... y a menudo se cambian de lugar. No me extiendo mucho más en este tema, excepto para señalar que este tipo de tratamiento puede haber sido confundido, en varios yacimientos Neandertales, con evidencias de canibalismo. Como digo, es algo que trataré en algún momento... en otro post.

Cementerios neandertales

Si consideramos la idea de cementerio en su acepción más amplia, como lugares ritualizados o socialmente designados como "allá donde se entierra a los muertos", para los Neandertales tenemos un par de ejemplos bastante claros.

El primero de estos lugares es Shanidar, donde se han encontrado restos de 10 individuos neandertales.


Algunos de los individuos de Shanidar no pueden considerarse enterramientos primarios: por ejemplo el número 10 fue localizado hecho trocitos, entre los restos de fauna. Y ya hemos hablado de Shanidar 4. Sin embargo, la evidencia de al menos 6 enterramientos, en tres momentos diferentes, situa a la gruta en nuestra órbita de "lugar común de enterramiento" o cementerio.

El otro caso bien documentado es La Ferrasie, con siete individuos enterrados (dos de ellos prácticamente completos, en fosas individuales) en momentos diferentes, con el transcurso de un tiempo significativo entre algunos de los enterramientos.



Los estudios y la bibliografía

Una obra clásica y muy recomendable es el libro de Defleur "Les sepultures Mousteriennes". Para Oriente Medio, tenemos el libro de Trinkaus "The Shanidar Neanderthals" y el artículo de Solecki "Shanidar IV, a Neanderthal flower burial in northern Iraq". La crítica de Shanidar 4 que he mencionado está en el artículo de Sommer "The Shanidar IV 'Flower Burial': A Reevaluation of Neanderthal Burial Ritual".

Mención aparte merece el trabajo de Gargett en Current Antropology, por lo malo que es. El trabajo de Gargett tiene un enfoque fuertemente lastrado por la visión más exagerada de las incapacidades neandertales, y trata de negar la existencia de "verdaderos enterramientos neandertales".

El problema es que, siendo la evidencia tan sólida, Gargett tiene que hacer verdadero "encaje de bolillos" con sus disquisiciones, y al final le queda un trabajo muy malo. Contra sus conclusiones se han pronunciado casi todos los paleoantropólogos y arqueólogos que han tratado el tema, excepto los más afines -y estos lo defienden no muy convencidos.

Entre los abiertamente críticos: David W. Frayer, Antra Montet-White, Harvey M. Bricker, Catherine Farizy, Claude Masset, Antonio Gilman, Arlette Leroi-Gourhan, Maria Isabel Martinez Navarrete, Paul Ossa, y Erik Trinkaus (aunque la lista creo que se queda bastante corta).

Un artículo más correcto y basado en la evidencia, es el de Paul B. Pettitt "the Neanderthal dead". Es un trabajo más equilibrado, aunque existe una cierta tendencia, muy anglosajona, a buscar esa "significativa diferencia cognitiva" que permite distinguir a los neandertales de los "humanos de verdad".

8 comentarios:

Chps dijo...

Millán, muy bueno tu blog, pero Joseba y tú tendéis a caer en un evolucionismo una tanto circular, no tan alejado de lo que rechazáis...
El intentar demostrar que los neandertales eran "tan listos como...", "tan simbólicos como..." los Sapiens, es utilizar a los primeros como referente (o modelo) de comportamiento "moderno" y , por consiguiente, evolucionado. Es algo así como decir que "no eran tan tontos porque tienen comportamientos similares a lo que conocemos (poco) de los sapiens, que esos sí que eran listos..."
Pero, ¿y si no se diera el caso? ¿eso les relegaría automáticamente al mundo de los tontos? Si no encontráramos paralelos razonables con los sapiens, ¿les condenaríamos al averno de los involucionados? Mmmm...
Si comparamos a los neandertales con los sapiens estamos asumiendo que estos son el referente y, por consiguiente, entramos de lleno en la clásica visión evolucionista de todo el s. XX.

Millán Mozota dijo...

Muy interesante comentario.

Lo apunto para la reflexión, pero, respondiendo a la pregunta, a mí no me importa "elevar" o "descender" a una determinada población, especie o "chirimbolo" a donde la EVIDENCIA arqueológica lo ponga.

Es decir, este no es un blog "anti-evolucionismo" (¡ey, la evolución... existe!).

En ese sentido, se abordan las construcciones que son (o no) veraces a partir de la evidencia arqueológica y el buen (o mal) hacer de los arqueólogos y prehistoriadores...

...o de los paleoantropólogos metidos a arqueólogos y prehistoriadores ;-)

Chps dijo...

Pero, ¿por qué elevar o descender? ¿por que no dejar a cada uno con lo que es, sin estabelcer comparaciones?
No es que sea un blog anti-evolucionista, es que tiene tintes de ir por senderons evolucionistas. Pero no debemos confundir evolucionismo en sentido darwiniano con el empleado en Arqueología. De hecho, hay autores, como M. Groenen, que prefieren hablar de Transformismo (Lamarck), y creo que con buen sentido, pues son cosas distintas.
Ahora bien, si no te parecen bien este tipo de reflexiones en el blog y prefieres dejarlo para EVIDENCIAS (jo, jo) arqueológicas, me callo...

Millán Mozota dijo...

Bueno, en arqueología hay muchas "evidencias", como en cualquier otra ciencia. Si lo prefieres, podemos llamarlo "registro material".

En este punto, te explicare algo que creo que clarificará un poco las cosas: Cuando me planteo un post para _este_ blog, busco _sólo_ dos lineas de argumento:

- Que sea sobre Neandertales.
- Que sea un tema donde, según mi valoración y/o experiencia, las interpretaciones que se hayan hecho no encajen con el propio registro en el que dicen fundamentarse. Y además, trato de elegir temas en los que el decalaje entre evidencia e interpretación es grande, bien visible.

Es decir, simplemente, trato de que los contenidos se centren en exponer aquellos casos en los que el paradigma o interpretación va a _por_delante_ y _a_pesar_ de los datos.

Pro tanto, tu reflexión no deja de ser valiosa, Chps, pero este blog no es tan ambicioso :-). No va de "guerra de paradigmas", si me permites expresarlo así.

Dicho esto, tus comentarios son más que bienvenidos, sean del tipo que sean. Si siguen en esta linea que has esbozado, bienvenidos serán.

M.A. dijo...

Sí, a mi también me llama la atención el que se compare al neandertal con el humano moderno en cuanto a comportamientos.
Creo que la "tontez" no es una categoría fácil de medir, y menos en la escala de una especie... humana. Prefiero hablar/escuchar de diferencias, sin valoración moral. Por otro lado el tema de los enterramientos -y el origen del "comportamiento religioso o ritual" me interesan mucho, más ahora que estamos tan cerca del Día de Difuntos ;) Había leido acerca de la idea de que neandertal imitaba algunos comportamientos "humanos modernos" y el enterramiento quedaría denro de este concepto. ¿Qué opinas sobre ello?

Millán Mozota dijo...

Bueno, la idea de la "imitación" no tiene mucho donde agarrase, en principio, y con los datos que tenemos hoy en día.

El argumento principal es que, para periodos de tiempo similares, tenemos muchas evidencias de enterramientos neandertales y apenas ninguno de "humanos modernos".

Hay dos zonas, que sepamos, donde "modernos" y Neandertales pudieron convivir durante largos periodos (entre 10.000 y 30.000 años): Oriente Proximo y Europa Centro-Occidental.

En el caso de Oriente Proximo, hay problemas tafonómicos y de datacion importantes, que hacen difícil saber si el primer enterramiento conocido fue uno Neandertal o uno moderno.

De todas formas, se suelen aceptar los restos de "modernos" de Jebel Qafzeh como la sepultura más antigua. Lo que sucede es que, después de esta inhumación, de hace más de 90.000 años, ya sólo encontramos inhumaciones neandertales en los siguientes 60.000 años. Con esa evidencia, es poco razonable pensar en la imitación, en sentido estricto, en Oriente Proximo (O.P.)

Con muchas precauciones, parece -con la evidencia disponible- que los "humanos modernos" desaparecen de la escena hace70.000 , y no reaparecen por O.P. durante muchas decenas de miles de años.

Y es en esas etapas, en diferentes lugares y momentos de O.P., cuando sabemos que los neandertales entierran a (al menos, algunos de) sus muertos.

En el caso de Europa centro-occidental, creo (si recuerdo bien los datos) que sólo un caso de inhumación estaría próximo en el tiempo a la llegada de los "humanos modernos" (Saint Césaire, que como sepultura es dudosa -no descartable pero complicada).

Y aún ese caso, sería anterior a la expansión de los "humanos modernos", o al menos de "su" cultura Auriñaciense. Todas las demás sepulturas neandertales serían muy anteriores.

Por lo tanto en Europa centro-occidental la "hipotesis" de la imitación tampoco tiene base en el registro material.

Anónimo dijo...

Muchas gracias por vuestro blog, comparto vuestro punto de vista y la información que facilitaís me es de mucha utilidad.

Prefiero no revelar mi identidad aquí, pero trabajo en un yacimiento neandertal y me gustaría contactar con vosotros (Millán, Joseba) y consultar vuestra opinión acerca de ciertos detalles. ¿Quizá a través de alguna dirección de e-mail?

Un saludo

Millán Mozota dijo...

Puedes encontrar una dirección de correo-e para contactar conmigo en mi perfil de blogger (simplemente pincha en mi nombre)